PropTech Lab

La falsa equivalencia entre working y coworking

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Esta semana leía en Business Insider un artículo sobre la caída en ventas experimentada por Pepsi y Coca Cola, de un 2% y 4,5% respectivamente, en favor de dos marcas de agua embotellada: Aquafina y Poland Springs, que han crecido —en 2017— un 2,6% la primera y un 2,5% la segunda.

Estos movimientos reflejan una tendencia general en el mercado de las aguas carbonatadas, que ha sufrido una contracción total del 1,3%, frente a un crecimiento del 6,2% del agua embotellada.

¿Por qué está sucediendo esto? ¿A qué se debe el cambio de tendencia? La razón la encontramos en que los departamentos de marketing que venden Aquafina y Poland Springs han empezado a convencer al consumidor de que el agua embotellada es una alternativa mucho más sana a las bebidas gaseosas y azucaradas.

Ahora bien, Business Insider apunta una realidad mucho más interesante, que es la siguiente: no solamente se ha convencido al consumidor de que beba agua en lugar de cola, sino de que beba agua embotellada en lugar de agua de grifo, ¡cuando el agua de grifo es 2.000 veces más barata!

Menudo truco de magia, ¿eh? Pudiendo beber agua de grifo, infinitamente más barata y mucho más sostenible, consiguen que la compremos empaquetada, haciéndonos creer que estamos consumiendo agua de manera inteligente y saludable.

¿Saludable? Quizá lo sea para nuestro cuerpo —igual que si la bebiéramos de grifo—, pero no para el planeta, teniendo en cuenta que el agua embotellada precisa de botellas, y que éstas están hechas mayoritariamente de plástico.

¿Inteligente? ¿No sería más inteligente llenar una botella de cristal —reutilizable— en el grifo de casa?

working coworking falsa equivalencia

¿Tú también bebes agua embotellada?

¿Y qué quiere decir esto para el inmobiliario?

Lo cierto es que leyendo sobre Pepsi y Coca Cola no he podido evitar pensar en la irrupción del coworking en los mercados inmobiliarios, o en el aterrizaje de los mercados inmobiliarios en el mundo del coworking, según se mire.

Eso que ahora llaman SPaaS —space as a service—, ¿no será un poco como el agua embotellada? ¿No se trata del mismo producto que consumimos habitualmente, pero empaquetado de una manera diferente?

Me explico, ¿tiene sentido que un operador de coworking y/o SPaaS alquile espacio a un propietario de oficinas, lo reempaquete y lo saque al mercado con una marca diferente? Me hago esta pregunta porque el operador, al fin y al cabo, necesitará ganar dinero, y ese dinero tendrá que salir del bolsillo de alguien. ¿De quién?

¿No tiene más sentido que sea el propietario el que preste este servicio directamente a los usuarios, con su propia marca, y que los usuarios beban agua directamente del grifo?

Pero no, los magos del marketing han convencido a los usuarios de que el debate es otro: arrendamiento convencional con propietario tradicional, frente a SPaaS con empresa de coworking innovadora, con el consiguiente sobreprecio que ello conlleva.

Tengo claro que el coworking y el SPaaS no es 2.000 veces más caro que al arrendamiento “normal y corriente”, pero empresas como Colonial o Merlin han entendido que el grifo del agua lo tienen ellos, lanzando sus propias iniciativas de espacio flexible; ¿por qué permitir que terceros embotellen sus oficinas?

Cuestión diferente es cómo podrán competir los propietarios locales de oficinas frente a los operadores internacionales de SPaaS. ¿Cómo llegarán Colonial o Merlin a la demanda de una empresa extranjera demandante de SPaaS, cuando su radio de acción de limita al ámbito nacional?

Hasta la fecha, las demandas internacionales se han canalizado —normalmente— a través de consultoras inmobiliarias internacionales, tales como JLL o CBRE, pero WeWork ya se ha situado en la misma dimensión geográfica, con capacidad para ofrecer soluciones globales a empresas con necesidades inmobiliarias multinacionales. Pero ésta es otra historia, y hoy se trataba de discurrir sobre el agua de grifo.

¿Quieres conocer otro truco de magia todavía más espectacular?

Aquafina es propiedad de Pepsi, y Poland Springs es propiedad de Nestlé…

¡Tatatachán!

Ir al artículo: ¿Propietarios de oficinas pagando a empresas por ocupar sus inmuebles?
Ir al artículo: ¿Hay una burbuja con eso del coworking?

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

One thought on “La falsa equivalencia entre working y coworking

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *