PropTech Lab

3 ejemplos inspiradores de transformación digital en empresas inmobiliarias

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Mucha gente me pregunta, “Jorge, ¿qué es exactamente eso del PropTech?”, como si el término hiciera referencia a algo completamente nuevo, misterioso y de difícil comprensión. Y dada la efervescencia y la actualidad de la palabra, es razonable el interés generado a su alrededor. Al fin y al cabo, al PropTech le ha precedido el FinTech, y le sigue el InsurTech, así como otros tantos “tech”, un sufijo capaz de vitaminar y transformar industrias enteras.

Bueno, pues la realidad es que PropTech es, ni más ni menos, el síntoma de una enfermedad mucho más generalizada —¡una enfermedad buena!— llamada transformación digital, y que afecta a todas las empresas por igual. Ningún sector está exento de los efectos de este virus, aunque sí es cierto que hay industrias más susceptibles que otras a los beneficios que dicha transformación conlleva; la industria inmobiliaria es —sobre el papel— una de las más favorecidas.

Conviene, por tanto, hacer una precisión previa; si PropTech es un síntoma de la transformación digital llevada al sector inmobiliario, ¿qué es entonces la transformación digital?

Lo que parece estar claro es que no se trata de digitalizar la documentación de una compañía y reducir el uso del papel, ni de modernizar los equipos informáticos. Y tampoco se trata de crear un perfil en redes sociales de la empresa o de mejorar su página web corporativa.

La transformación digital consiste en transformar la empresa o su modelo de negocio, empleando la tecnología como motor de dicha transformación, con el objetivo de ofrecer un mejor servicio o experiencias más satisfactorias a los clientes —tanto externos como internos— de la compañía.

Por supuesto que existen otras definiciones, pero ésta es la que más me gusta, por el uso que hace de la palabra “motor”. “Tecnología como motor de transformación”. La tecnología se emplea como una palanca para cambiar, como una herramienta para conseguir algo mejor y optimizado. En la transformación digital de una empresa, la tecnología no debe ser un fin en sí misma, sino un medio para cambiar y convertirse en algo diferente y más adaptado a la sociedad en la que vivimos.

En cuanto al sector inmobiliario y al PropTech, estas palancas y herramientas están muy presentes. Ya han corrido —y seguirán corriendo— ríos de tinta sobre la realidad virtual, la inteligencia artificial, el big data, el blockchain o el internet de las cosas. Ahora bien, ¿cómo hacer uso de dichas herramientas para que de verdad surtan el efecto transformador deseado? ¿Cómo consigo una verdadera ventaja competitiva por medio de la tecnología?

Como inspiración, veamos tres ejemplos de empresas inmobiliarias que ya han emprendido el camino de la transformación digital. Excluiremos las empresas y startups que han nacido gracias a alguna de las tecnologías mencionadas en el párrafo anterior, y nos centraremos en empresas consolidadas que se han subido al tren del PropTech.

transformación digital inmobiliario

3 ejemplos de transformación digital en empresas inmobiliarias

1.- Inmobiliaria Colonial

El primer ejemplo paradigmático de transformación digital en el sector inmobiliario es el de Inmobiliaria Colonial, que —muy— recientemente ha adquirido la empresa Utopic_US. Pretenden con ello atender a una nueva tipología de clientes en arrendamiento, a saber, empresas y profesionales que necesitan soluciones de espacio más flexibles y menos convencionales que los alquileres tradicionales con largos periodos de obligado cumplimiento. Bajo este nuevo formato, el cliente no es solamente un arrendatario de espacio, sino consumidor de toda una serie de servicios que no se limitan a los metros cuadrados alquilados, al más puro estilo de WeWork.

Y es aquí donde entra, precisamente, la tecnología. Una de las mayores ventajas competitivas de WeWork es su aplicación móvil, que une, coordina y atiende las diferentes necesidades de sus clientes, creando una comunidad de usuarios alrededor de esta nueva filosofía del coworking. Es, a su vez, una plataforma potentísima desde la que vender su catálogo de servicios adicionales y de conectar a los usuarios de los espacios entre sí y con la propia organización.

Inmobiliaria Colonial, junto con Utopic_US, con toda seguridad estará trabajando en la creación de un ecosistema parecido. Así de sencillo; con una app —que no es física cuántica precisamente, pero que sí es, al fin y al cabo, tecnología— se podría transformar el modelo de negocio de una compañía completa. En este caso, se pasaría del “real estate as an asset” al “real estate as a service. Transformación digital inmobiliaria en estado puro; PropTech de 1ª división.

Muy interesante, ¿verdad?

Si quieres saber más sobre cómo los propietarios de oficinas están descubriendo al consumidor, consulta el siguiente artículo:

Los propietarios de oficinas descubren al consumidor

2.- Sociedad de Tasación (y Urban Data Analytics)

Tiene todo el sentido del mundo que las empresas de tasación se asocien con empresas especializadas en big data, como es el caso de Sociedad de Tasación y Urban Data Analytics. Sería incluso lógico que las tasadoras se convirtieran completamente a la “cienciología del dato” y se transformaran, directamente, en proveedores de servicios de big data; cae por su propio peso.

Para que las valoraciones sean cada vez más precisas y rápidas, hoy en día hay que tener en cuenta muchas más variables, tanto cuantitativas como cualitativas, en la estimación del valor de los inmuebles. Hay que saber minar las nuevas fuentes de datos que existen gracias al internet de las cosas y elaborar modelos de análisis más sofisticados, pero que al mismo tiempo sean fáciles de manejar.

Es el camino que han emprendido estas dos empresas para, mediante el uso del big data y la inteligencia artificial, ofrecer valoraciones inmobiliarias en tiempo real, de alto valor añadido para clientes institucionales e inversores.

Lo dicho, un ejemplo inspirador, teniendo en cuenta las posibilidades que ofrecen la inteligencia artificial y el machine learning en el ámbito del real estate.

Ir a artículo: Tasadores; ¿están heridos de muerte?

3.- Be Mate

Otro interesante ejemplo de transformación digital en el sector inmobiliario es el de Be Mate, la nueva aventura de Kike Sarasola, el presidente de Room Mate. En este caso, ante la auge —algunos dirían que explosión— de los alquileres turísticos que tanto molesta a ciertos estamentos del sector hotelero y turístico, Sarasola ha decidido unirse al enemigo, lanzando una plataforma alternativa —y veremos si competidora— a Airbnb, llamada Be Mate.

Be Mate gestiona el arrendamiento de pisos turísticos en varias ciudades del mundo, con un modelo muy similar al de Airbnb, e incluyendo toda una batería de servicios complementarios a la estancia, tales como traslados, compra en supermercado, aparcamiento, comida a domicilio, lavandería, limpieza, alquiler de coche, envío de equipaje o alquiler de complementos para bebé. Es decir, Be Mate también —igualito que Colonial— parece haber descubierto que el espacio físico ocupado por sus clientes es una excelente plataforma desde la que vender otras cosas.

Es interesante el paralelismo entre Colonial y Be Mate. Ante el aterrizaje de WeWork y Airbnb en sus correspondientes mercados y habiendo entendido que los patrones de consumo están cambiando, Colonial y Be Mate deciden apostar por la transformación digital.

Todavía más interesante es que la tecnología sobre la que se apoyan no es particularmente revolucionaria o llamativa; no se trata de realidad aumentada, ni de blockchain, sino de aplicaciones móviles que conectan a los usuarios con los espacios que ocupan y los nutren de servicios de valor añadido.

En definitiva, Colonial, Sociedad de Tasación y Be Mate han comenzado a transformar sus modelos de negocio, con innovaciones más o menos revolucionarias pero sin perder de vista una premisa fundamental: la tecnología no debe ser un fin, sino un medio.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *