PropTech Lab

Smart Cities y coches autónomos

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Smart Cities y coches autónomos.- Ahora en serio; ¿en cuánto tiempo crees que estaremos moviéndonos por la ciudad en coches voladores?

De acuerdo, eres una persona escéptica, y en este caso es razonable que lo seas, pero tampoco te relajes mucho…

smart cities coches autónomos

El Aeromobil eslovaco ya es una realidad.

¿Y en coches autónomos? ¿Cuánto crees que falta para que tu coche te lleve hasta la oficina, te deje en la puerta, y se aleje de allí, él solito? Según Elon Musk, esto sucederá dentro de 2 años, momento desde el que el acto de conducir empezará a pasar de moda.

Tener un coche en propiedad pronto dejará de tener sentido económico, dado que será más rentable alquilar un vehículo autónomo, sólo durante el tiempo que lo necesitemos. Estos coches inteligentes estarán conectados entre sí y conectados a los sistemas de regulación del tráfico de las ciudades, asegurando itinerarios eficientes, seguros y sostenibles. Y todo esto será posible gracias al internet de las cosas y a las ciudades inteligentes o smart cities.

Porque si te detienes un momento a pensarlo, las ciudades se han construido alrededor del automóvil. Hemos construido calles y avenidas por las que circular con ellos y aparcamientos en los que estacionarlos, pero nunca nos hemos sabido organizar muy bien. Las ciudades sufren de graves embotellamientos y contaminación, y los aparcamientos están a rebosar. Las medidas de las diferentes administraciones para aliviar la congestión siempre han tenido efectos estériles y los seres humanos no aprendemos, aunque nos cueste la salud. Nos resistimos a abandonar la comodidad del transporte privado y mucha gente considera que el transporte público es para “la plebe”.

Pero por fin, el progreso tecnológico nos ha alcanzado y la evolución del automóvil hacia la conducción autónoma va a seguir moldeando las ciudades, lo queramos o no. Pronto —muy pronto—, la mayoría de los coches serán autónomos, y nunca estarán aparcados, salvo cuando tengan que recargarse. Siempre llevarán pasajeros y los parkings habrán perdido por completo la razón de su existencia.

Y dado que los coches serán inteligentes, las ciudades estarán obligadas a serlo, de la siguiente manera:

Smart Cities; así se adaptarán a los coches inteligentes

1.- Las ciudades inteligentes “conocerán” los niveles de tráfico en cada momento y predecirán los picos que se puedan producir en la intensidad de circulación. Gracias a los sensores instalados en coches y semáforos, la regulación del tráfico se realizará, gracias al internet de las cosas, mediante sistemas de inteligencia artificial.

Esta gestión inteligente de los automóviles será, de hecho, imprescindible, puesto que con la llegada del coche autónomo es previsible que haya muchos más coches circulando. Esto se debe a que, mucha gente que ahora no puede circular —personas con movilidad reducida, personas invidentes o gente demasiado mayor para conducir— saldrá a la carretera gracias a esta nueva tecnología. Ahora bien, aunque el número de coches se duplicara, la conexión de éstos a las redes de tráfico de las smart cities permitirá que la circulación sea en cualquier caso más rápida, fluida y eficiente.

smart cities coches autónomos 2

Los coches autónomos de Uber están de camino…

2.- Las smart cities se iluminarán de manera más inteligente. De nuevo, gracias al uso de sensores, la iluminación exterior en calles, carreteras y autopistas se adaptará a la intensidad del tráfico. No requiere de mucha más explicación, ¿verdad?

3.- ¿Y qué crees que sucederá con los espacios reservados para aparcamiento —en superficie— de las grandes ciudades? Piensa en cuánto tiempo pasa aparcado tu coche; ¿el 50% del tiempo? ¿El 70%? ¿El 90%? Los coches autónomos eliminarán la necesidad de los aparcamientos, por lo que muchas calles se podrán reconvertir en avenidas peatonales, parques y zonas de recreo. ¿Imaginas? Te podrá parece una locura, pero si lo piensas fríamente, no lo es. ¿Por qué vas a invertir tanto dinero en coche para tenerlo aparcado casi todo el tiempo, si puedes subir y bajar de cualquiera de los vehículos autónomos que circulan por la calle?

Cuestión diferente —y compleja— será la de los aparcamientos subterráneos; ¿qué destino se les dará en las smart cities? ¿Existe un uso alternativo y factible para los niveles subterráneos de los edificios?

En este artículo reciente de Los Ángeles Times se habla del potencial que existe en la reconversión de los aparcamientos de EE.UU., pero allí son mucho más comunes los parkings de superficie en altura.

En Europa, en cambio, muchos aparcamientos se encuentran en sótanos; ¿en qué podremos reconvertirlos cuando su uso sea redundante? ¡Se admiten sugerencias!

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional. Jorge también es autor de "Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid" y de "Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural"
¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *