PropTech Lab

¿Una audaz startup del tamaño de una ciudad?

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Dubái no siempre fue Dubái tal y como conocemos la ciudad hoy. No hace tanto tiempo —en la década de los 60— se parecía más a un pueblecito de pescadores, aunque lo que pescaban en aquella época eran perlas… Si te fijas en la foto siguiente, comprobarás por ti mismo que, en efecto, las cosas eran muy diferentes hace medio siglo.

neom dubai smart cities

Dubái en los años 60.

Ahora bien, fue precisamente a finales de los 60 cuando se descubrió petróleo en el golfo Pérsico, y nadie volvió a ser como antes. La fiebre del oro negro atrajo en masa a un ejército de corporaciones que comenzó a exportar petróleo a todo el mundo, inundando de petro-dolares a Dubái.

Algo más tarde, en los 80, Dubái se tuvo que reinventar; con la 2ª crisis del petróleo —de 1979— sus autoridades buscaron fuentes alternativas de ingreso y transformaron la ciudad en un destino turístico. Pocos años después fue cuando nació la línea aérea Emirates.

El resto forma parte de nuestra historia reciente y no requiere de mucha explicación; si obviamos lo relativo a los derechos humanos o a la igualdad entre hombre y mujer, Dubái es una suerte de oasis tecnológico y del lujo, coronado por los rascacielos más altos del mundo. Entre otros proyectos e iniciativas, Dubái aspira a ser la primera ciudad blockchain del mundo o a proveer el 75% del total de energía que requiere mediante fuentes renovables para 2050.

Salvando los claroscuros del emirato, la trayectoria de Dubái puede considerarse digna de admiración.

NEOM… una startup del tamaño de una ciudad

Pero Arabia Saudita no se conforma con Dubái, y tiene planes mucho más ambiciosos para el futuro… inmediato. Ya están pensando en “una nueva generación de ciudades”, la primera de las cuales se llamará NEOM, alimentada completamente por energías verdes y en la que “no habrá lugar para lo tradicional”.

La promoción de NEOM ha comenzado con el siguiente vídeo:

El objetivo es “independizarse” del petróleo por completo, construyendo una ciudad futurista sobre 26.000 km² de desierto, a orillas del Mar Rojo.

Si te fijas bien en el vídeo, verás referencias a realidad virtual y aumentada, robots, androides, energías renovables, agricultura hidropónica, drones e impresión 3D, además de gente pintando, tocando el violín, o haciendo yoga.

Aunque de momento el proyecto solamente se sustente sobre estos 62 segundos de vídeo y a la vista de lo que ha sucedido con Dubái, tampoco se puede ser muy escéptico. Arabia Saudita es muy capaz de llevar algo así a la práctica, incluso en pleno desierto y empezando, literalmente, desde cero.

Como muchas startups, se trata solamente de una idea muy ambiciosa, salvo que en este caso la startup tiene el tamaño de una ciudad.

Empezar de cero… un concepto interesante. ¿Cuántas oportunidades se tienen de hacer algo así, sin tener que estar constantemente arreglando y enmendando los problemas estructurales históricos y heredados de nuestras ciudades de hoy en día? ¿Y si se verdad se pudiera coger lápiz y papel para diseñar la ciudad perfecta?

Lápiz y papel… y USD 500.000 millones. Es decir, quinientos mil millones de dólares —con todas sus letras—, que supuestamente ya están comprometidos —por parte del príncipe de Arabia Saudita— para la construcción de NEOM, que conectará con Egipto por medio de un puente suspendido y que lindará con Jordania. Se conoce que Rusia también invertirá “varios billones” en el desarrollo.

El principal reto será el de transformar puro desierto en —tal y como se define en el vídeo promocional—un lugar rico en recursos naturales, particularmente si se tienen en cuenta ciertos antecedentes. En 2005 ya se lanzó KAEC —King Abdullah Economic City—, un desarrollo que pretendía poblarse con dos millones de personas para 2015, de las que, a fecha de hoy, solamente hay 5.000. Y desde fuentes oficiales, se sigue haciendo referencia a KAEC en tiempo futuro y no en tiempo presente. Un fracaso estrepitoso si se compara con Dubái.

Así que tendremos que esperar acontecimientos… pero se admiten apuestas; nosotros apostamos “todo al NEOM”.

Ir a nuestro artículo sobre blockchain en Dubái
Ir a nuestro artículo sobre la primera promoción inmobiliaria en bitcoins

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *