PropTech Lab

Madrid Nuevo Norte, ¿escaparate de innovación inmobiliaria?

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Bueno, parece que POR FIN el proyecto Madrid Nuevo Norte, anteriormente llamado Madrid Puerta Norte, anteriormente llamado Distrito Castellana Norte, anteriormente llamado Plan Chamartín, anteriormente llamado Desarrollo Urbanístico Chamartín, sale adelante. Enhorabuena a todos los premiados en primer lugar.

Seguidamente, avisar de que en este artículo no entraremos en los detalles del proyecto. Bastante cobertura en los medios ha tenido este asunto a lo largo de los últimos 25 años (¡25!) y en todo caso seguiremos oyendo mucho al respecto durante los próximos meses y años sobre el desarrollo del mismo. El que se quiera informar puede acudir directamente a la web oficial correspondiente.

Ahora bien, dado que Madrid Nuevo Norte se enfrenta, hasta cierto punto, con un lienzo en blanco desde el punto de vista del proptech, desde PropTech Lab quisiéramos hacer algunos apuntes relativos al enfoque tecnológico que se le va a dar a este mega-proyecto. ¿Cuál es el problema con el que se pueden encontrar los responsables de su desarrollo y, por ende, todos nosotros? La problemática es similar a la de las centrales nucleares, que tardan tantos años en diseñarse y construirse que, cuando se ponen por fin en funcionamiento, los sistemas electrónicos e informáticos proyectados originalmente ya están desfasados o desactualizados.

Y con Madrid Nuevo Norte puede pasar algo similar; se van a diseñar y construir edificios e infraestructuras hoy, pero que quizá se entreguen dentro de una década, y durante 10 años pueden suceder muchas cosas, particularmente en esta era de aceleración tecnológica en la que vivimos.

Con este motivo quisiéramos recordar algunos de los cambios tecnológicos que acechan al sector inmobiliario, con el propósito de que este proyecto no solamente sea atractivo y competitivo hoy, sino que lo sea también a su finalización.

Soluciones PropTech para Madrid Nuevo Norte

1.- ¿Hyperloop?

Uno de los aspectos que debe cuidar cualquier Smart City es el relativo al transporte, tal y como analizábamos en uno de nuestros artículos anteriores. Madrid Nuevo Norte es un proyecto que gira en torno a la remodelación y ampliación de la Estación de Chamartín pero, ¿y si damos un paso más en este sentido? ¿Hay algún otro medio de transporte que podamos incorporar a este nudo de comunicaciones y que ayudaría a Madrid a ser una ciudad más competitiva y atractiva como centro de negocios? Recordemos que hay que pensar en términos de décadas.

madrid nuevo norte hyperloop

Se nos ocurre que las autoridades responsables de Madrid Nuevo Norte pudieran hablar con Elon Musk, para estudiar la conexión de Madrid y Barcelona mediante una línea de Hyperloop. Sí, por supuesto que suena exótico y caro, pero merece la pena ser estudiado. Hyperloop es un tren que circula por un túnel al vacío sin resistencia aerodinámica y con levitación magnética, que le permite alcanzar velocidades supersónicas. Su infraestructura es relativamente ligera y permitiría viajar de Madrid y Barcelona en menos de una hora, sin las largas esperas del aeropuerto. Una idea que con toda seguridad gustaría a los ejecutivos de las grandes multinacionales que se pretende atraer a la ciudad.

A falta de confirmación oficial, parece que ya hay planes de construir un Hyperloop entre Nueva York y Washington; ¿por qué no Madrid? Particularmente ahora, que las relaciones entre Madrid y Barcelona están en su mejor momento…

2.- Vehículos autónomos y aparcamientos

Cada vez está más claro que, dentro de 10 años, los vehículos autónomos se habrán extendido y consolidado en nuestras vidas. Es probable que, dentro de una década, no tenga sentido tener un coche en propiedad y los utilizaremos —los alquilaremos— por minutos, o por horas. El coche nos llevará hasta la oficina mientras leemos el periódico o vemos Juego de Tronos, y nos apearemos en la puerta de nuestro edificio. El coche seguirá su camino y pasará el día dando servicio a otros pasajeros, o entregando y recogiendo paquetes para Amazon. ¿O acaso tendrá sentido que el coche pase aparcado todo el día?

¿Qué va a pasar entonces con todas las plantas de aparcamiento de los edificios cuando los coches no necesiten aparcar en ellos? Ciertamente, algunos de estos espacios se dedicarán al mantenimiento y recarga de los vehículos —que, por supuesto, serán eléctricos— pero sobrará mucho espacio subterráneo, de escasa o nula utilidad comercial.

En los edificios que ya están construidos, habrá que echarle imaginación, ahora bien, ¿y los edificios de oficinas proyectados para Madrid Nuevo Norte? ¿Se va a tener en cuenta la posibilidad de que dentro de 10 años no será necesaria tanta dotación de aparcamiento? ¿Se van a concebir estos espacios teniendo en cuenta su fácil reconversión o cambio de uso en el futuro, o vamos a ignorar el problema y pasarle la pelota al usuario o propietario del futuro? Quizá sea más inteligente abordar este problema hoy.

3.- Madrid Nuevo Norte virtual

Si nosotros fuéramos los responsables de este desarrollo, ya nos habríamos puesto manos a la obra con la producción de un Madrid Nuevo Norte completamente virtual. Crearíamos un entorno digital que ilustrara, en tiempo real, el estado actual de las obras y también el aspecto final previsto, como herramienta indispensable para la captación de clientes, inversores, usuarios, inquilinos, residentes, operadores comerciales, etc.

Este Madrid Nuevo Norte virtual sería interactivo e inmersivo, permitiendo al usuario interactuar con el entorno y navegar a través de él, para informarse sobre las características, dimensiones, estadísticas y precios. Y dependiendo del presupuesto, quizá obsequiáramos a los dirigentes de las principales multinacionales —a las que se pretende atraer para que se asienten en Madrid— con gafas de realidad virtual y guantes hápticos a juego.

4.- Big Data para diseñar Madrid Nuevo Norte

Está claro que Madrid está necesitado de más y mejores edificios de oficinas, habiéndose quedado bastante anticuado su stock. Faltan edificios escultura y proyectos emblemáticos que permitan a la ciudad rivalizar, como destino de negocios para las grandes empresas multinacionales, con otras ciudades europeas mejor posicionadas hoy día en este sentido.

Y ciertamente, a la vista del Brexit, existe una voluntad por atraer a las grandes compañías del sector financiero, pero ¿cómo será la demanda de oficinas en Madrid dentro de 10 años? ¿Las grandes corporaciones e instituciones financieras tendrán los mismos requerimientos de espacio, o se habrá atomizado la demanda con la irrupción de multitud de startups del sector Fintech? ¿Qué otros sectores estarán liderando la demanda de espacios y cuáles serán sus requerimientos?

Teniendo en cuenta otras variables relativas al workplace y al diseño de las oficinas en sí, ¿dónde estará el equilibrio entre el trabajo remoto y el trabajo presencial en la oficina dentro de 10 años? ¿Harán falta plantas tan grandes en los edificios? ¿Los rascacielos y las grandes torres serán inmuebles atractivos para las generaciones futuras de trabajadores? ¿Dónde vivirán las personas que acudan a Madrid Nuevo Norte? ¿Podrán permitirse vivir en las viviendas propias del proyecto? ¿Querrán vivir allí? ¿Qué alternativas tendrán?

Gracias al Big Data —o por culpa del Big Data— la ecuación que sirve para calcular el atractivo de Madrid Nuevo Norte se compone ahora de muchísimas variables, más allá de la edificabilidad, el precio y el mix de servicios. El Big Data puede y debe emplearse para predecir qué será lo más atractivo dentro de una década.

5.- Construcción sostenible

Huelga decir que Madrid Nuevo Norte no debe construirse en atención a las regulaciones energéticas y medioambientales de 2017, sino con las de 2027, como mínimo. Si se pretende que este proyecto tenga relevancia y atractivo internacional, debe ser un ejemplo y un escaparate del respeto por el medioambiente, tanto en el diseño y en la construcción como en la gestión posterior de los inmuebles.

Por ejemplo, ¿por qué no emplear vidrio fotovoltaico en todas las fachadas de los edificios, en sustitución del vidrio convencional? Con la tecnología existente hoy en día, ya no existen argumentos económicos en su contra. ¿No sabes lo que es vidrio fotovoltaico? Infórmate aquí.

Las leyes relativas al consumo energético de los edificios van a ser progresivamente más restrictivas; ¿por qué no adelantarnos a ellas y sobre-dotar a Madrid Nuevo Norte en este apartado desde el inicio? Sería un argumento más en su favor.

¿Qué tal —por ejemplo— si todos los edificios de oficinas de Madrid Nuevo Norte estuvieran dotados —“de serie”— de instalaciones de taquillas, duchas y vestuarios para los ciclistas? El British Council for Offices (BCO) ya ha entendido que ésta es una necesidad de los principales usuarios de edificios de oficinas, y el Ayuntamiento de Londres tiene planes muy ambiciosos de fomento del ciclismo. ¿Y Madrid? Nos consta que Madrid Nuevo Norte dispondrá de carriles bici pero, ¿dónde me ducho y me cambio si voy a trabajar pedaleando?

6.- Ascensores horizontales que además te llevan hasta la estación de metro subterránea

Si te fijas en el Cuatro Torres Business Area en Madrid, comprobarás que cada uno de los edificios que compone el complejo dispone de su propia parcela exterior, sus propios accesos desde la carretera principal —el Paseo de la Castellana— con entrada para vehículos, aparcamientos independientes, recepciones independientes, etc. Todo por cuadruplicado.

Nos preguntamos si, en lugar de construir grandes moles idénticas en Madrid Nuevo Norte, no sería más eficiente construir un gran edificio, con un solo acceso para vehículos, un aparcamiento, una sola recepción, una gran parcela o jardín exterior, etc.

Proponemos este desarrollo extensivo —tan alto como largo— inspirados por la sede que Google tiene prevista para Londres y también por la existencia de la solución de movilidad y elevación de Thyssenkrupp. Su ascensor Multi permitiría una gestión muy eficiente del tráfico de personas dentro de un edificio que fuera muy alto y largo a la vez, tal y como se puede apreciar en el siguiente vídeo.

Y dado que estás inmerso en un macro proyecto, incluyendo nuevas estaciones de metro, ¿por qué no permitir que estos ascensores lleven a los pasajeros directamente hasta los niveles subterráneos del transporte público?

7.- Blockchain e internet de las cosas para Madrid Nuevo Norte

Madrid Nuevo Norte es un desarrollo que estará compuesto por miles de “activos”; las farolas, las marquesinas de los autobuses, los cargadores de los coches eléctricos, las cámaras de vigilancia, los carteles luminosos de las calles o los semáforos. Y todos estos activos serán susceptibles de ser “sensorizados”, es decir, se les podrá instalar un sensor para conectarlos al internet de las cosas, pudiendo controlar y monitorizar su rendimiento desde un “cerebro” o centro de control para toda la ciudad.

Si creáramos una plataforma blockchain e incluyéramos todos estos activos en ella, se podría hacer una gestión mucho más eficiente de mantenimiento y conservación, gracias al uso de contratos inteligentes. Por ejemplo, en el momento que la bombilla de una farola empezara a fallar, se activaría un contrato inteligente con la empresa de mantenimiento correspondiente, solicitando automáticamente el servicio de reparación. Se personaría allí un operario, solucionaría el problema y, en cuanto el sensor indicara que el funcionamiento volvía a la normalidad, el contrato inteligente liberaría —también automáticamente— el pago a la empresa de mantenimiento.

Ir a nuestro artículo de blockchain explicado para niños de 3 años

En resumidas cuentas, gracias al proptech, Madrid Nuevo Norte podría erigirse en “centro de excelencia” de todo tipo de tecnologías relativas a la construcción, comercialización y gestión de activos inmobiliarios. Serviría como escaparate de lo que debe ser un Smart District y por extensión, una Smart City, experiencia de la que se beneficiaría el resto de la ciudad y que sería el mejor argumento de venta de Madrid como destino de negocios y como capital del sur de Europa.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

2 thoughts on “Madrid Nuevo Norte, ¿escaparate de innovación inmobiliaria?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *