PropTech Lab

Internet de las cosas para el sector industrial

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Casi siempre que hemos abordado el internet de las cosas en PropTech Lab, lo hemos hecho en el contexto de los edificios de oficinas inteligentes y las smart cities. Esto ha sido así porque los edificios de oficinas son más vistosos e ilustrativos, por la sencilla razón de que estamos más habituados a ellos y de que muchos de nosotros pasamos un tercio de nuestras vidas —es triste, sí…— encerrados en una oficina.

Accede a nuestro artículo sobre IoT en edificios de oficinas

Ahora bien, el sector industrial también es susceptible de innovación tecnológica; y tanto que lo es. El mundo de la logística y el almacenaje está, de hecho, necesitado de modernización, teniendo en cuenta que nuestra sociedad está cada vez más acostumbrada a la satisfacción instantánea de necesidades. La cadena de suministro tiene que ser más ágil y eficiente, y ha de saber responder a las variaciones de la demanda, sin que se produzcan demoras ni roturas de stock.

A continuación, te presentamos algunas de las soluciones del internet de las cosas industrial que ya se están aplicando en naves, almacenes y plataformas logísticas de distribución.

Soluciones IoT para el inmobiliario industrial

1.- Las redes de sensores

Hoy en día, prácticamente todo se puede sensorizar —instalársele un sensor—, permitiendo tomar todo tipo de mediciones relativas a la temperatura, la humedad, la vibración, la luz o el movimiento. Esto facilita a los responsables de una plataforma logística hacer una gestión mucho más eficiente y segura de la mercancía, particularmente cuando se trata de productos frágiles, perecederos y/o sensibles a los cambios en las condiciones atmosféricas y ambientales.

Y gracias al empleo de tecnología RFID o beacons bluetooth, se abre todo un mundo de posibilidades en el seguimiento y localización de paquetes o el geoposicionamiento y guiado interior de vehículos y carretillas. El paradigma de una nave industrial conectada y sensorizada nos lo ofrece Amazon. El siguiente vídeo de su primera nave robotizada en España —en Castellbisbal para ser más exactos— habla por sí mismo.

2.- Conectividad vía satélite

Uno de los problemas a los que se enfrentan los operadores logísticos es que sus plataformas suelen localizarse—por necesidades del guion— en zonas alejadas de los núcleos urbanos, lo cual puede tener un impacto negativo en su cobertura de comunicaciones. Esto representa un problema, precisamente por lo que hemos apuntado relativo a las redes de sensores conectadas al internet de las cosas. Y dado que las redes de fibra óptica no siempre pueden llegar a las localizaciones más remotas, se hace imprescindible la conectividad vía satélite.

3.- Mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo se beneficia enormemente del internet de las cosas, tanto en naves industriales y almacenes, como en edificios de oficinas, infraestructuras y construcciones de toda índole. Ahora bien, cuando se trata de un almacén logístico, una adecuada prevención en el mantenimiento de las instalaciones de climatización podría ser clave, particularmente cuando se trata de —por ejemplo— productos perecederos que exigen mantener la cadena de frío. Cuando impera la distribución y entrega inmediata, ha de eliminarse la posibilidad de que se produzca una avería en cualquiera de las máquinas y equipos que garantizan el buen funcionamiento de la operativa.

Ir a nuestro artículo sobre modelos de negocio IoT

4.- La gestión de flotas

Además del seguimiento de los envíos, para la modernización de la cadena de suministro es imprescindible que las flotas realicen trayectos optimizados, minimizando el consumo de combustible y recorriendo la distancia más corta o la ruta más rápida. Gracias al internet de las cosas y al seguimiento vía GPS, los responsables de las flotas pueden hacer una gestión inteligente de los recorridos, permitiendo su seguimiento y guiado en tiempo real.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *