PropTech Lab

Los 4 jinetes tecnológicos del apocalipsis inmobiliario

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

En PropTech Lab aspiramos a difundir los nuevos avances que se producen en el sector inmobiliario, en la esperanza de mejorar los aspectos del real estate que consideramos necesitan de transformación, innovación y digitalización. Dichos cambios se circunscriben a muchas áreas diferentes, tales como la sostenibilidad y la eficiencia energética, el confort de los usuarios de los inmuebles, la gestión y el mantenimiento de los edificios, la intermediación y comercialización inmobiliaria, la construcción o la arquitectura.

Ahora bien, en ocasiones puede parecer que uno nada contracorriente, porque el sector inmobiliario no destaca particularmente por su predisposición al cambio. En ciertos estratos o áreas del real estate, seguimos anquilosados en viejos modelos que, si bien siguen funcionando, en el sentido de que consiguen los objetivos propuestos, empiezan a perder la batalla de la eficiencia. Muchos de los procesos que se realizan hoy día en el sector inmobiliario se pueden —o se podrían— realizar con menos recursos, o con recursos diferentes, siempre y cuando existiera un poquito de voluntad.

Pero… mal que pese a algunos, los cambios ya se están produciendo, y no hay vuelta atrás. Los cimientos del real estate, tal y como lo conocemos, empiezan a sacudirse; ¿no sientes las vibraciones? Tarde o temprano, el castillo de naipes caerá y le sustituirá un nuevo modelo de funcionamiento, más transparente, eficiente, digital y respetuoso con el medioambiente. Y cuanto más nos resistamos al cambio, menos probabilidades tendremos de sobrevivir a él.

Éstos son los 4 jinetes del apocalipsis inmobiliario, síntomas irrefutables de que el real estate, tal y como lo conocemos, debe cambiar:

1.- La irrupción y disrupción de WeWork

De manera idéntica a Uber en el sector del transporte, o a Airbnb en el sector del alquiler residencial, WeWork ha irrumpido en el sector del arrendamiento de espacios de trabajo con un cambio altamente disruptivo. Sin ser propietaria de un solo metro cuadrado de oficinas, la firma neoyorquina ha alcanzado una valoración de USD 18.000 millones, en sólo 7 años de trayectoria… Disponen de 181 centros de co-working repartidos en 47 ciudades por todo el mundo, el triple de los que tenían hace dos años.

La relevancia de WeWork reside en que su modelo aborda los espacios de trabajo desde una óptica completamente diferente a la que estamos acostumbrados; WeWork no ofrece un producto, bajo un formato rígido formato basado en el precio, el plazo y la superficie contratada. Para WeWork, los espacios de trabajo son un servicio, flexible, “líquido” y moderno. Y en cuanto quede demostrada la sostenibilidad de su modelo de negocio, veremos irrumpir en el sector nuevos operadores internacionales compitiendo por el mismo pedazo del pastel.

Un ejemplo de los cambios que se avecinan en este sentido: IBM acaba de contratar a WeWork para la gestión de un edificio completo de Manhattan. IBM ha optado por contratar un servicio a WeWork —el arrendatario— en lugar de contratar un producto —el espacio— directamente con el propietario del edificio.

2.- La promoción inmobiliaria de Google

Google se ha lanzado a la promoción inmobiliaria, con el desarrollo de una ciudad completa —realmente será un distrito—, desde cero, en Toronto, Canadá. El plan se encuentra todavía en una fase muy prematura, e incluso secreta, pero tratándose de Google, se entiende que será un desarrollo inmobiliario altamente conectado y tecnológico.

La pregunta que debemos hacernos en el sector inmobiliario es si tenemos claro contra quién estaremos compitiendo en el futuro cercano. Del mismo modo que General Motors se ha encontrado, prácticamente de la noche a la mañana, con una empresa como Tesla haciéndole frente, ¿qué le espera al real estate? Si el inmobiliario evoluciona hacia un modelo cada vez más dependiente del software, la gestión inteligente, la automatización, la realidad virtual o la inteligencia artificial, ¿llegará un momento en que las empresas proveedoras de estas tecnologías representen una amenaza? La promoción inmobiliaria de Google en Canadá es una buena pista…

toronto ciudad inteligente digital google

Toronto, lugar elegido para el distrito conectado de Google

3.- El dominio aplastante de Amazon

Amazon continúa densificando su red de puntos de recogida por todo el mundo, permitiendo que todos los habitantes de la tierra —o por lo menos, los del primer mundo— estemos dentro de un radio de alcance que permita el “same day delivery”; la entrega en el mismo día. Esto es posible porque Amazon maneja cantidades ingentes de datos, permitiéndole predecir los patrones de demanda, abasteciendo sus centros de manera inteligente y evitando roturas de stock en todo su catálogo de productos.

¿Qué quiere decir esto para el modelo de retail convencional? Sin ambages, una muerte segura. Los modelos de negocio que no ofrezcan la comodidad, rapidez y flexibilidad de Amazon, estarán condenados a la inanidad. Y que conste que ya lo avisaron hace casi tres años…

4.- La inteligencia artificial de Deep Mind, también de Google

El algoritmo desarrollado por Google, DeepMind Alpha Go, ya consigue batir de manera consistente a los campeones mundiales de Go, un juego de mesa bastante más complejo que el ajedrez; ¿cómo de complejo? Para que te hagas una idea, después de los dos primeros movimientos en una partida de ajedrez, hay aproximadamente 400 movimientos posibles; en Go, este número asciende a cerca de 130.000…

¿Pero qué quiere decir esto para el sector inmobiliario? Los éxitos del algoritmo de Google en este campo ponen de manifiesto sus progresos en el campo de la inteligencia artificial y particularmente en lo que se denomina como “deep learning”. El deep learning es el campo de la inteligencia artificial que se ocupa de entender y dar sentido a grandes cantidades de imágenes, sonidos y textos…

Y la inteligencia artificial automatizará —sí o sí— determinadas parcelas del sector inmobiliario muy susceptibles de ello, tales como las relativas al asset management, el property management o el facility management, muy intensivas en horas-persona.

A la vista de todo lo anterior, la pregunta que debes formularte es si estás en el bando de renovarse, o en el bando de morir. ¿La empresa para la que trabajas está preparada para el cambio? ¿Tienes alguna manera de formarte y no quedarte fuera de la transformación digital?

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional. Jorge también es autor de "Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid" y de "Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural"
¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

2 thoughts on “Los 4 jinetes tecnológicos del apocalipsis inmobiliario

  1. Jaime Magallanes

    Saludos, Jorge:

    Muy interesante tu artículo. Ciertamente, es la innovación la que determina la prosperidad de las empresas.

    Independientemente de las novedades visibles en algunos edificios verdes, automatizados e inteligentes, es una realidad que las nuevas edificaciones están implementando conceptos, sistemas y servicios no vistos hace una década.

    Mientras el co-working se difunde en Lima de manera sostenida pero lenta (principalmente por sus precios) no está lejos el día en que las áreas comunes de edificaciones residenciales tengan -además de piscina, gimnasio, juegos para niños, salón de eventos, cine y parrilla dominguera- espacios para el residente que podrá combinar fácilmente su trabajo de oficina con el esparcimiento personal y/o familiar.

    Bienvenida la innovación y la modernidad.

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      Hola Jaime, muchas gracias por tu nota. Completamente de acuerdo en lo que vaticinas; es cuestión de tiempo. Mientras tanto, no me importaría disponer de una parrilla dominguera en la oficina… ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *