PropTech Lab

¿Tu edificio todavía no tiene un gemelo virtual?

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Un gemelo virtual —o gemelo digital— es la representación virtual de los componentes y la dinámica de un elemento conectado al internet de las cosas, permitiéndonos ver cómo funciona y opera. No es un plano, ni un esquema, y por supuesto que no es una imagen estática. El gemelo virtual nos permite conocer el estado y desarrollo de cualquier elemento conectado, a lo largo de su ciclo de vida, ofreciéndonos información en tiempo real sobre, insistimos, su dinámica. Esta dinámica puede ser la de los electrones que circulan por su interior o la de las piezas móviles de las que el elemento está conformado.

gemelo virtual

Fuente: Siemens

Para la puesta en marcha y funcionamiento de un gemelo digital, es preciso la recogida y análisis en tiempo real de toda la información disponible, independientemente de si nos encontramos ante un elemento muy sencillo —un termostato, por ejemplo— o un elemento muy complejo —el motor de un avión o un edificio de oficinas, por ejemplo—. La naturaleza de esta toma de información debe ser preventiva, con el objetivo de detectar anomalías y poder corregirlas a tiempo.

Aquí tienes un vídeo muy interesante sobre el gemelo virtual de una turbina de vapor de General Electric. Entre el minuto 0:45 y 3:00 puedes ver cómo el operador “habla” con el gemelo virtual de la turbina, sobre cuestiones relativas a su reparación, mantenimiento y optimización.

Cuando se hace bien, un gemelo virtual aporta valor durante la fase de diseño, la construcción y el funcionamiento de un elemento. En lo relativo al sector inmobiliario, el Building Information Modeling (BIM), que ya hemos abordado en artículos previos, se sustenta sobre un modelo digital o gemelo virtual, herramienta imprescindible para la planificación, el diseño, la construcción y la gestión posterior de edificios e infraestructuras de todo tipo.

Ir a nuestro artículo sobre tendencias en Building Information Modeling

El gemelo virtual de un edificio de oficinas

Los edificios han funcionado desde siempre como cuerpos sin cerebro, si se nos permite la expresión. Contaban con la fontanería, el cableado, los elementos y las máquinas necesarias para su funcionamiento, pero no existía una unidad central inteligente que coordinara y optimizara el uso de todos sus componentes. Sin dicho cerebro, hemos sido nosotros, los humanos, los que nos hemos tenido que ocupar de mantener las luces, los sistemas de climatización, los ascensores, las cámaras de seguridad, etc., con un enfoque irremediablemente correctivo.

Pero ahora, gracias a los gemelos virtuales, contamos con la herramienta perfecta para la optimización de los edificios, desde el punto de vista del mantenimiento, de la sostenibilidad y eficiencia energética y también desde el punto de vista del aprovechamiento de los espacios.

Estos gemelos virtuales se alimentan de la información que producen todos los elementos conectados que forman parte de un edificio. Cantidades masivas de datos que son recabados y analizados ininterrumpidamente, las 24h del día, que nos permiten conocer “el pulso” de cualquier activo inmobiliario. Esto incluye los equipos de climatización, pero también las máquinas de vending. Con los gemelos virtuales, podemos conocer el consumo eléctrico de una planta concreta de un edificio de oficinas, y cruzar esta información con el número de personas que ocupa dicha planta; ¿es coherente el aumento de consumo eléctrico con el incremento de la plantilla?

El gemelo virtual nos indica dónde están las fugas térmicas, o qué elementos de los ascensores están sufriendo mayor desgaste y necesitarán ser repuestos en el corto plazo. Hace poco escribíamos sobre ello en un artículo sobre el internet de las cosas cognitivo, en el que citábamos el ejemplo de los ascensores inteligentes de KONE.

Ir a nuestro artículo sobre KONE y el internet de las cosas cognitivo

Quizá una de las áreas más interesantes a explorar a través del uso de los gemelos digitales en edificios de oficinas sea el relativo a los espacios de trabajo. Mediante sensores, podemos entender los flujos de personas que se producen dentro de un inmueble, qué zonas están siendo infrautilizadas, qué caminos toman los empleados hasta llegar a su sitio, cuánto tiempo está ocupada cada mesa a lo largo de la jornada, etc. Con el debido análisis de esta información, es posible tomar decisiones de alto valor añadido relativas al uso del espacio y también en lo que concierne al consumo energético; ¿puedo implementar estrategias de hot-desking? ¿Necesitan todos los trabajadores un puesto fijo? ¿Es necesario tener iluminada todas las plantas, todos los días, durante toda la jornada?

Imagina ahora que eres un técnico de aire acondicionado y que te presentas para el mantenimiento de un equipo de clima, en un edificio en el que nunca has estado. Si existe gemelo virtual del inmueble, puedes conectarte a su visualización en 3D, desde tu dispositivo móvil. Como tienes activada la geolocalización, el sistema te guía con realidad aumentada hasta la máquina correspondiente, y también te informa de las piezas que podrías necesitar para una eventual reparación, así como la ficha técnica completa del aparato. Tienes acceso a toda esta información porque está contenida en el gemelo virtual del edificio.

Ir a nuestro artículo sobre realidad aumentada y beacons para saber más

Si los propietarios de edificios de oficinas aspiran a competir en un ecosistema de inmuebles cada vez más conectados, eficientes, sostenibles y optimizados, es imprescindible dotarlos de inteligencia. Los edificios necesitan un cerebro para recopilar y analizar la información de todos los elementos, para con ella construir un gemelo virtual que permita tomar decisiones más informadas.

Ya no queda otro remedio.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional. Jorge también es autor de "Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid" y de "Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural"
¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *