PropTech Lab

La esperanzadora energía solar descentralizada para África

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Descuida, hoy no toca hablar de blockchain, aunque el título de este artículo contenga la palabra “descentralizada”. Hoy me quiero referir a otro tipo de descentralización, más ilusionante y esperanzadora, si cabe.

Pensemos por un instante en lo que es vivir con energía eléctrica. Quizá estés tomando en este preciso momento un café caliente, gracias a la electricidad. Estarás leyendo estas líneas sobre un ordenador o dispositivo alimentado por electricidad y conectado a internet. Dependiendo de la hora del día, estarán encendidas las luces del espacio en el que te encuentras. Te habrás duchado con agua caliente por la mañana y a mediodía comerás comida calentita cocinada sobre una moderna placa vitrocerámica. Estás hiperconectado y acomodado al mundo en el que vives y todo ello gracias a la energía eléctrica. Gracias a la energía puedes trabajar, estudiar, disfrutar y viajar; gracias a ella vives muy cómodamente, sobre todo en términos relativos.

¿Relativos a qué o a quién?

Relativos a la gente que vive en África subsahariana, sin ir más lejos.

Ahora imagina por un instante lo que es vivir sin luz eléctrica, como hacen millones de personas en África. Imagina que tu única fuente de luz fuera una lámpara de keroseno y que no dispusieras de otro medio para iluminar las noches. Supongamos que tuvieras un teléfono móvil, pero que para cargarlo tuvieras que andar varios kilómetros hasta una tienda cercana, donde sí dispondrían de una precaria acometida de luz. Para mayor gravedad, el keroseno que necesitaría tu lámpara no sería particularmente barato, comparado con tus ingresos, además de que sus emanaciones fueran tóxicas y perjudiciales para la salud.

Esta situación que tú has de imaginar, pero que millones de personas sufren —600 millones de personas, solamente en África—, no tiene fácil remedio; en grandísimas extensiones de África, no existen ni existirán infraestructuras eléctricas como las de los países desarrollados, que se consolidaron a mediados del siglo XX, cuando el cobre —para los cables— y la madera —para los postes eléctricos— eran baratos. El problema de África subsahariana con la electricidad es crónico. Para aquellas personas no habrá nunca café ni ducha calentita. Sus noches serán siempre frías y oscuras. Y por supuesto, jamás habrá conexión de alta velocidad a internet.

¿O sí?

pack off grid electric

La solución de Off-Grid Electric

La solución de Off-Grid Electric

Ahora bien, existe una compañía que se ha propuesto cambiar las cosas, gracias a lo que denominan “energía solar descentralizada”. Se trata de una modalidad de autoconsumo de bajo coste, mediante la que sus usuarios emplean el dinero habitualmente gastado en keroseno, en la compra de un pack de energía solar proporcionado por Off-Grid Electric. Dicho pack contiene un panel solar, una batería, varias luces LED, un cargador de móvil y una radio. Se puede adquirir con un pago inicial de 13 USD y cuotas mensuales de 8 USD durante tres años. Los pagos se realizan a través del móvil, empleando unas tarjetas “rasca” —scratch cards— que se venden en quioscos locales y esconden unos números que han de introducirse en el teléfono.

Está bien, te comprendo. Nada de esto te parece especialmente revolucionario, particularmente en el contexto de las ciudades inteligentes, los drones, la realidad virtual, el blockchain o la carrera espacial a Marte.

Pero piensa nuevamente en esa gente que no tenía luz y que ahora puede canalizar una fuente inagotable de energía, la del sol.

Pueden iluminar sus calles, para que sean menos peligrosas y sea más fácil detectar animales agazapados. Los niños pueden hacer los deberes y estudiar hasta más tarde, y las tiendas y negocios pueden abrir también más horas.

Los granjeros tienen acceso —por radio y por móvil— a partes meteorológicos en tiempo real, una ayuda esencial en la planificación del riego. Los comercios pueden hacer fácilmente sus pedidos a los centros de distribución.

En definitiva, la tecnología solar de Off-Grid Electric les permite planificar sus vidas sin tener tan en cuenta cuándo sale y se pone el sol.

En el medio y largo plazo, esta tecnología para el autoconsumo sólo es una solución temporal a un problema que no hará más que agravarse. Porque una vez queden cubiertas las necesidades más básicas, lo lógico es que la gente demande más electricidad, y que estos pequeños packs de supervivencia no sean suficiente.

Habrá que buscar soluciones y medios para que los avances tecnológicos producidos en el sector fotovoltaico y en el de las baterías faciliten la vida de las personas más desfavorecidas, y no solamente a los afortunados conductores de vehículos Tesla.

Y sí, las soluciones fotovoltaicas forman parte del ecosistema PropTech, por si lo dudabas.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *