PropTech Lab

Echo Look; ¿el principio del fin para Inditex?

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Echo Look; comienza la agonía de Inditex.- De acuerdo, no hay quien le tosa a Inditex. Cada noticia relativa a sus resultados sorprende a propios y extraños, superando año a año sus récords de beneficios. En 2016 fueron 3.157 millones de euros, ya ronda las 7.300 tiendas —repartidas en 93 países— y emplea a 162.450 personas. La historia de su fundador, Amancio Ortega, es digna de admiración, teniendo en cuenta que la primera tienda de Zara data tan sólo de 1975; ejemplo de libro de un hombre hecho a sí mismo que ha sabido construir un auténtico imperio, desde la discreción y la humildad.

Y ciertamente, el dominio de Inditex es aplastante. Con sus ocho marcas, llega a un público amplio y diverso, con un sistema de diseño, producción y distribución muy eficiente; desde que una prenda se diseña hasta que llega a las tiendas, solamente transcurren dos semanas —cuatro, a lo sumo—, permitiendo seguir muy de cerca las últimas tendencias.

Una de las claves de su éxito en la época más reciente ha sido su determinación por abrazar el cambio tecnológico. Gracias al Big Data, la compañía es capaz de predecir qué prendas se venderán más en una determinada tienda y en qué tallas. Mediante chips de radiofrecuencia —chips RFID—, saben dónde está cada prenda en todo momento. Pueden hacer su seguimiento desde la fábrica hasta la tienda e, incluso dentro de la tienda, saben si la prenda está en el probador o colgado en la exposición. Un dato; en 2014, Zara compró 500 millones de chips RFID, uno de cada seis de los que se esperara que utilizaran todos los fabricantes de ropa en su conjunto…

Lo dicho, no hay quien le tosa a Inditex… ¿o sí?

Recientemente habrás visto que Amazon ha lanzado “Prime Wardrobe”, un servicio que permite a sus clientes encargar entre 3 y 15 prendas, sin ni siquiera pagarlas, para probárselas en casa. Una vez probadas, Amazon sólo cobra por las prendas que uno se quede, con devolución gratuita del resto. Y en función del número de artículos comprados de los 15 enviados, Amazon aplica una serie de descuentos. Uno no puede evitar preguntarse si esto podría constituir una amenaza real para el dominio de Inditex.

La realidad es que Amazon vende 7 marcas propias de ropa, pero también puedes usar Prime Wardrobe para comprar prendas de —por ejemplo— Calvin Klein, Hugo Boss o Levi’s, y sus ventas en EE.UU. representan un pedazo cada vez más grande del pastel; en 2016 Amazon vendió un 6,6% de toda la ropa en aquel país, y se estima que en 2021 su cuota de mercado ascienda al 16,2%.

Amazon es un gigante con enorme pulmón financiero. Estamos seguros de que en Inditex ya habrán tomado nota, y será interesante presenciar el combate entre estos dos modelos de negocio de origen tan diferente.

¿Terminarán cerrando todas las tiendas físicas de Inditex para convertirse en un modelo similar al de Amazon? ¿Comprará Amazon alguna cadena de moda “convencional” para competir con Zara sobre tu propio terreno? ¿Se transmutarán ambas empresas, en un intento por neutralizar sus respectivas ventajas competitivas?

Ir a nuestro artículo sobre la compra de Amazon de Whole Foods

El arma definitiva de Amazon; Echo Dot y Echo Look

Pero tampoco es que Prime Wardrobe sea algo particularmente revolucionario. Suponemos que Inditex podría también hacer envíos gratuitos de prendas a sus clientes, con un sistema de devolución idéntico al de Amazon. Ahora bien, existe otro campo de batalla en el que le va a resultar muy complicado sobrevivir a Inditex, a saber, el de los asistentes virtuales personales.

Porque Amazon tiene a Echo Dot, un dispositivo inteligente, con forma —y funciones— de pequeño altavoz y con características equiparables al Siri de Apple, que “habla” con los elementos conectados de tu casa. Por ejemplo, a través de Echo puedes regular las luces y la climatización, pedir una pizza, comprar por internet, saber cuánto están consumiendo cada uno de tus electrodomésticos, comprar unas entradas de cine, o consultar tu agenda. Por supuesto, los equipos a los que puede conectarse Echo deben ser también inteligentes —como la iluminación hue, de Philips, por ejemplo—, pero gracias al internet de las cosas, cada vez existirán más opciones en este sentido. Todo ello, controlado por voz, of course.

El problema real para Inditex viene con el Echo Look, recién lanzado por Amazon. Se trata de un aparatito dotado de cámara y que —literalmente— te asesora desde el punto de vista estilístico. Una vez te has vestido, Echo Look te saca una foto o un vídeo, para que puedas verte bien. Como no podía ser de otra manera, puedes compartir la foto o vídeo de tu look en tus redes sociales…

Ahora bien, la revolución viene a continuación; si te pruebas varios conjuntos, Echo Look te asesora y te dice cuál te sienta mejor, o cuál se ajusta más a la moda en cada momento, con una funcionalidad llamada “Style Check”. Combinando inteligencia artificial, machine learning (echa un vistazo a nuestro artículo sobre internet de las cosas cognitivo para saber más sobre machine learning) y el input de diferentes especialistas en moda, Echo Look te da una segunda —e instantánea— opinión sobre la ropa que llevas puesta, ayudándote a elegir el conjunto más adecuado.

Ir a nuestro artículo sobre internet de las cosas cognitivo y machine learning

Amazon ha conseguido introducirse en el armario de sus clientes, en su sentido más literal. Aspira a convertirse en el “pepito grillo” de millones —cientos de millones— de clientes de moda textil en todo el mundo, para asesorarles sobre la ropa que deben comprar… Compras que pueden hacerse por voz, en el instante, y con envío en mismo día, o encargos de ropa que ni siquiera tienen que pagar hasta que hayan decidido qué comprar.

¿Cómo va a competir Inditex con esto?

Porque Amazon ya tiene los dos pies firmemente plantados en el territorio de Inditex, pero no vemos a Inditex aventurándose en campo contrario.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *