PropTech Lab

Contratos inteligentes inmobiliarios explicados para niños de 3 años

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Bueno, antes de entrar en materia relativa a los contratos inteligentes, deberías tener unas mínimas nociones sobre la tecnología blockchain. Por este motivo, si no lo has hecho ya, recomendamos que inviertas unos minutos en leer el siguiente artículo y que regreses aquí una vez lo hayas hecho:

Blockchain inmobiliario explicado para niños de 3 años

¿Ya? ¿Seguro? Bien… Te habrás fijado entonces que, hacia el final del artículo sobre blockchain, se hace referencia a los contratos inteligentes, con el ejemplo de la compraventa de un edificio.

En este post queremos profundizar un poquito en los contratos inteligentes para que todos entendamos exactamente a qué nos estamos refiriendo, sin olvidar que el contexto en el que nos moveremos será el de la tecnología blockchain. Veamos.

Los contratos inteligentes:

  • Son, literalmente, códigos informáticos, que siguen una lógica escrita prestablecida. Más abajo veremos un ejemplo concreto
  • Se almacenan y replican en una plataforma descentralizada, con tecnología blockchain
  • Se ejecutan mediante una red de ordenadores, que normalmente son los mismos sobre los que se sostiene la plataforma blockchain correspondiente

En otras palabras, son pequeños programas que se ejecutan condicionalmente; “si sucede esto —la condición—, haz aquello”, con la ventaja de que funcionan sobre redes descentralizadas de ordenadores, garantizando la seguridad y la transparencia.

contratos inteligentes

Contrato de jubilación egipcio; no hemos avanzando tanto en 2.500 años. Oriental Institute of the University of Chicago

Sabemos que la tecnología blockchain proporciona seguridad en el almacenaje de información, y ahora sabemos que los contratos inteligentes proporcionan seguridad en las transacciones.

Una manera fácil de comprender los contratos inteligentes es fijándonos en las órdenes automáticas de transferencia de dinero que establecemos en nuestra cuenta corriente del banco, o las domiciliaciones bancarias. Cuando solicitamos a nuestro banco que realice una transferencia automática todos los meses a —por ejemplo— nuestro casero, de una cantidad determinada de dinero, llegada la fecha, se descuenta dicha cantidad de nuestro saldo y se envía al destinatario. Pero si no hay dinero suficiente, el pago no se realiza, el banco nos cobra una comisión y la transacción se da por finalizada.

Los contratos inteligentes funcionan de una manera similar, salvo que, con los bancos, todos nos fiamos de un único sistema, custodiado y gestionado de manera centralizada; los contratos inteligentes, en cambio, funcionan sobre una red blockchain descentralizada, gestionada, almacenada y custodiada por múltiples ordenadores/personas.

Contratos inteligentes en arrendamiento de oficinas

Veamos otro ejemplo.

Supongamos que soy el propietario de una oficina y acordamos alquilártela, empleando bitcoins como moneda, desde una determinada fecha, que supondremos a título ilustrativo es dentro de un mes.

El contrato inteligente te permite pagar ya la cantidad que corresponda, pero el dinero se almacena en el contrato inteligente y no se libera hasta que llega la fecha de inicio, dentro de un mes. Paralelamente, una llave virtual —que sirve, literalmente, para acceder a la oficina— se almacena también en el contrato inteligente.

Si, dentro de una semana, cuando se supone que inicia el arrendamiento, la llave y el dinero están en el contrato inteligente, cada parte recibe lo que le corresponde; yo recibo el pago en bitcoins, y tú recibes la llave virtual. Ahora bien, si llega la fecha y no hay llave, el dinero se te devuelve instantáneamente. Del mismo modo, si no has pagado el alquiler, no se te facilita la llave.

Como indicábamos más arriba, los contratos inteligentes funcionan de manera condicional: “si sucede esto, haz aquello”, y la belleza del sistema es que, al estar completamente descentralizado, miles de testigos garantizan la seguridad y transparencia de las transacciones. Nadie puede manipular los contratos inteligentes sin que todos los integrantes del sistema sean alertados. Ésta es la esencia de los contratos inteligentes con tecnología blockchain.

¿Y qué aspecto tienen los contratos inteligentes? Se parecen bastante a esto:

contratos inteligentes blockchain

 

Los contratos inteligentes se componen, en esencia, de líneas de código. Este código regula las condiciones que se deben cumplir para que los contratos se perfeccionen. El código de nuestro ejemplo lo hemos tomado de Ethereum, una plataforma de software abierto que usa tecnología blockchain, y que permite a terceros crear aplicaciones para redes descentralizadas…

Tendremos que dedicar un artículo completo a Ethereum… ¡prometido!

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

4 thoughts on “Contratos inteligentes inmobiliarios explicados para niños de 3 años

  1. Carlos Puente

    Jorge,

    Me dedico a la parte inmobiliaria, radico en México, la verdad me interesan mucho tus artículos ya que desde hace tiempo he querido iniciar con una alternativa inmobiliaria pero que sea eficiente en sus procesos, en Mex la parte de escrituración, contratos y normatividad es complicado y poco eficiente sobretodo por la falta de información confiable y la poca transparencia de los procesos.

    Blockchain creo que puede ayudar a transformar el sector en Mex y nos ayudaría a reducir costos y garantizar la transparencia de los procesos.

    Saludos

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      Hola Carlos. Muchas gracias por tu mensaje. En efecto, queda mucho camino por recorrer en la optimización de los procesos inmobiliarios, y no solamente en México. Si puedo hacer algo desde España para apoyarte, ya sabes dónde encontrarme. Un saludo y buen día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *