PropTech Lab

El chatbot inmobiliario; ¿a qué estamos esperando?

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

El chatbot es una forma de inteligencia artificial que puede comunicarse con los clientes potenciales de una empresa a través de una aplicación de mensajería instantánea en su página web o aplicación móvil.

¿Alguna vez has accedido a una página web en la que, de una de sus esquinas, surge un pop-up con forma de chat, con alguien que se pone a tu disposición para “cualquier ayuda que necesites”? Lo más probable es que no se haya tratado de una persona de carne y hueso, sino de un chatbot, es decir, una máquina dotada de inteligencia artificial.

En otras ocasiones, lo habrás podido ver en las páginas de Facebook de algunas empresas, con las que, mediante un chat, también puedes interactuar de manera bastante natural, como si lo hicieras con otro amigo de la red social…

Lo bueno de los chatbots es que no solamente responden a preguntas, sino que también son capaces de formularlas, con el propósito de recabar la máxima información posible de los que aterrizan en la página. Invitan a la interacción y los clientes prefieren la inmediatez que proporcionan, en contraposición a los tradicionales formularios de contacto con los que cuentan la mayoría de las empresas.

La idea es que los clientes puedan preguntar lo que quieran, en el momento que quieran, las 24 horas del día, y que reciban una respuesta instantánea. Algo parecido al Siri de Apple, al Google Assistant de Google, al Cortana de Microsoft o al Alexa de Amazon, pero —por ahora— en versión escrita.

  • Destinia, por ejemplo, permite chatear con la empresa, a través de su página de Facebook —y de Facebook Messenger—, para dar un servicio más directo de atención al cliente.
  • HealthTap, “el primer consultorio médico que brinda acceso inmediato, las 24h, los 7 días de la semana, a 107.000 de los mejores doctores, a través de mensajes de vídeo, texto, o voz”, ha implementado un chatbot llamado “Doctor AI” —Doctor Inteligencia Artificial— que permite recabar información sobre los síntomas de un determinado paciente, mediante un intercambio de preguntas y respuestas, para ofrecer soluciones médicas y diagnósticos inteligentes. Lo hace recurriendo a la base de datos médica con la que cuenta, analizando el historial del usuario y comparándolo con los historiales clínicos de pacientes con síntomas parecidos. Este chatbot puede ofrecer un diagnóstico final o derivar el paciente al especialista más relevante en función de los datos preliminares recogidos.
chatbot salud healthtap

Fuente: HealthTap

  • Job Pal es una página de Facebook que ayuda a encontrar empleo a sus usuarios, pero en lugar de la mecánica habitual —subir currículum, buscar ofertas mediante filtros y establecer alertas de empleo—, lo que haces es “contarle” al chatbot lo que necesitas, de una forma natural y prácticamente conversacional. Es una empresa muy joven pero que ya cuenta con clientes de la talla de Uber, Paypal o Amazon, sin ir más lejos.

Y aunque son muchas las industrias las que han empezado a usar los chatbots para incrementar y mejorar las interacciones con sus clientes, el sector inmobiliario está un paso por detrás —como siempre…—, a pesar de los enormes beneficios que la adopción de esta tecnología podría suponer para todo tipo de empresas que pertenecen al ámbito comercial del real estate.

[Ir a nuestro post sobre Blockchain, explicado para niños de 3 años]

Porque reconozcámoslo, cuando contactamos a título personal con alguna empresa, para intentar conseguir información sobre sus productos y servicios, no nos gusta hacerlo por teléfono. Y si la empresa es inmobiliaria, todavía menos.

Si un cliente, por ejemplo, busca una oficina, las empresas que las comercializan ofrecen en sus páginas web los mismos sistemas de siempre; filtros por superficie, zona, precio y características, que ayudan al usuario a identificar una selección de oficinas que podrían ser de su interés. Dependiendo de la página, existirá un botón de “¡quiero ser contactado por el vendedor!”  o “¡contactar con el departamento comercial!”. El cliente cumplimentará un formulario de contacto y esperará pacientemente a ser contactado por la empresa.

Y mientras espera —minutos, horas o días…—, es probable que busque en otras webs, de empresas competidoras, donde realizará el mismo proceso de búsqueda: filtro, formulario, espera. Filtro, formulario, espera. Filtro, formulario, espera.

Y todo ello porque la gente, cada vez más, evita hablar por teléfono. Prefieren disponer de la información y, si ésta interesa, avanzar en un sentido u otro.

Ahora bien, los chatbots son un arma muy eficaz —mortífera, en el buen sentido— que, bien empleadas por las inmobiliarias, podrían incrementar mucho los leads y generarían más oportunidades de negocio.

Ejemplo de chatbot inmobiliario

Imagina la siguiente conversación del chatbot de una inmobiliaria con un cliente potencial. En Verde el chatbot, en azul el cliente:

Hola, buenos días, ¿en qué podemos ayudarle?

Sí, hola, estoy buscando una oficina.

Perfecto. Ha llegado al sitio adecuado. ¿En qué ciudad la está buscando?

Madrid.

Bien. Madrid. Tomo nota. ¿En qué zona de Madrid?

En Madrid capital. Por la zona de Cuatro Caminos.

Ok. ¿Quiere alquilar o comprar?

La necesitamos en arrendamiento.

¿De qué superficie aproximada?

Idealmente, entre los 350 y los 400 metros cuadrados.

Entendido. 350 a 400 metros cuadrados. Si me permite la indiscreción, ¿cuántas personas ocuparán la oficina?

Seremos unas 20 personas.

Entendido. 20 personas. ¿Y por qué buscan 350 a 400 metros cuadrados? Habitualmente, sólo son necesarios aproximadamente 10 metros cuadrados por persona. Esto significa que sólo necesitarían 200 metros cuadrados.

¿Ah sí? No lo sabíamos. En ese caso nos interesarían oficinas entre los 200 y los 250 metros cuadrados, como mucho.

Ok. Entendido. Madrid. Cuatro Caminos. Arrendamiento. 200 a 250 metros cuadrados. ¿Qué le parecen estas opciones de aquí:

(En la ventana del chat, del mismo modo que en WhatsApp o Telegram, el chatbot muestra fichas informativas al cliente, en formato pdf.)

No están mal, pero preferíamos edificios de estilo algo más moderno.

Ok. Entendido. Estilo más moderno. ¿Y estas opciones?

(El chatbot muestra fichas alternativas al cliente.)

Sí, podrían encajar. ¿Cómo se pueden visitar?

Ok. Espere unos segundos, voy a consultar las agendas del departamento comercial. Sí, mañana mismo, a las 11h o a las 17h, podría visitar estas opciones. ¿Qué hora le vendría mejor?

Las 17h estaría perfecto, gracias.

Para confirmar la visita, sólo necesito su nombre, el nombre de su empresa, un teléfono de contacto y su correo electrónico.

Sí, soy Jorge, de PropTech Lab. Mi teléfono es 647 256 111 y mi email es jorge@proptechlab.com

Ok. Confirmado. Jorge. PropTech Lab. 647256111. jorge@proptechlab.com. 31 de mayo de 2017 a las 17h. Su comercial asignado será Luis. A continuación, le enviaremos por email una cita para que la pueda incorporar a su calendario, incluyendo el lugar de encuentro. ¿Podemos ayudarle con algo más?

No, ¡muchas gracias! Saludos

Adiós, y suerte.

Este chat, que no debe ser considerado ciencia ficción, podría producirse en fin de semana, o de madrugada, o el día de Navidad. Los chatbots trabajan sin descanso, en múltiples idiomas, y están conectados non-stop con los diferentes sistemas de información de la empresa.

El chatbot de nuestro ejemplo conoce todos los inmuebles disponibles en la base de datos y realiza el filtro que corresponda en función de su conversación con el cliente. En atención al feedback recibido, también es capaz de asesorar sobre ciertos parámetros de la búsqueda, y orientar al cliente hacia opciones más convenientes. Y, una vez mostrados e identificados los inmuebles, mantiene al cliente en línea para cerrar la cita; lo puede hacer porque el sistema está conectado a su vez con el calendario del departamento comercial.

Por añadidura, un chatbot inmobiliario de estas características estaría continuamente recabando y analizando información sobre la demanda de oficinas, detectando en qué zonas se está buscando, de qué presupuesto disponen las empresas o qué tipología de edificios son los más populares.

Interesante, ¿no? ¿A qué estamos esperando?

Para finalizar, una pregunta; si los chatbots ya son capaces de diagnosticar enfermedades y recomendar tratamientos, ¿no es posible que provean asesoramiento inmobiliario?

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional. Jorge también es autor de "Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid" y de "Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural"
¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

2 thoughts on “El chatbot inmobiliario; ¿a qué estamos esperando?

  1. Janne Sivula

    He desarrollado un bot para varias paginas inmobiliarias, y la verdad que funciona muy bien, aunque no en la forma que esta escrito aqui. En mi opinión la inteligencia artificial aún no esta tan desarrollado como para darle al usuario via tan libre a decir lo que quiera – la respuesta pocas veces es lo que uno espera :). A lo mejor hay plataformas por ahi que funcionan muy bien, yo personalmente aún no he visto uno asi. Bueno, lo que hago yo es tratar de conseguir en diferentes formas el dato de contacto del cliente que esta buscando, siempre mejor el numero móvil si puede ser – en cuando me lo de, el agente real (con permiso) le llama inmediatamente, o si es noche, pues el dia siguiente – con datos que el bot ya preguntó y con el contacto, la probabilidad que tenemos un nuevo cliente es bastante grande. Saludos,

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      Hola Janne, gracias por tu mensaje. Yo creo que ya hay avances en AI suficientes como para que puedan aplicarse hoy mismo a aplicaciones más sofisticadas en el sector inmobiliario. Desde Siri de Apple o Echo de Amazon, hasta Google Now, pasando por Duolingo, Luka o Himpunk… todas son aplicaciones que demuestran los avances que se están produciendo en este campo.

      En todo caso, en lo que sí estamos de acuerdo es en los beneficios que esta tecnología puede reportar a cualquier empresa que requiere de un contacto permanenente con sus clientes existentes y potenciales.

      Gracias de nuevo tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *