PropTech Lab

¿Es blockchain un Caballo de Troya para los bancos?

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Escribíamos la semana pasada sobre la Ethereum Enterprise Alliance, una alianza internacional entre grandes instituciones financieras que pretenden, hasta donde les sea posible, “ponerle un collar” al blockchain. Su intención es que esta tecnología no se les vaya de las manos y que, si alguien ha de controlar la descentralización del sistema bancario, sean los propios bancos los que la lideren. Se trata de una estrategia defensiva en toda regla porque la descentralización viene acompañada de una irremediable pérdida de control, y a los bancos les gusta controlar; nada nuevo bajo el sol. Infórmate aquí si no sabes qué es la Ethereum Enterprise Alliance.

Clica aquí para saber más sobre la Ethereum Enterprise Alliance

Y dado que los bancos tienen tantísimo poder, un escenario más que probable es que éstos terminen adoptando la tecnología blockchain para incrementar la eficiencia en las transacciones, reducir los costes y mejorar la seguridad e integridad del sistema. Gracias a Ethereum, lo más plausible es que los contratos inteligentes terminen vertebrando toda la operativa bancaria y financiera, automatizando tanto los procesos que, en un futuro no muy lejano, lo único que les quedará a los bancos será su marca. Disponer de una red de oficinas a pie de calle no será tanto una cuestión de necesidad operativa como de visibilidad de la marca.

Clica aquí para leer nuestro artículo sobre contratos inteligentes

Lo más probable es que, cuando los bancos internalicen y adopten la tecnología blockchain, nosotros, sus clientes, ni siquiera nos demos cuenta. Es previsible que nos sigan cobrando las mismas comisiones, y que sigamos operando de la misma manera. Realizaremos transferencias del mismo modo, domiciliaremos los recibos en las mismas cuentas, y seguiremos confiando en los bancos de siempre como depositarios de nuestros ahorros. Continuaremos fiándonos de que, si nuestro banco dice que disponemos de un saldo de 100, esos 100 estarán a mi disposición, en el momento que los necesite.

Nuestro banco seguirá patrocinando equipos de Fórmula 1 y ligas de fútbol, por lo que nuestra percepción de su solidez se mantendrá. Cierto es que veremos menos oficinas y que los empleados serán menos, pero seguiremos creyéndonos su marca y mantendremos en él nuestro dinero.

Ahora bien, la realidad es que los bancos terminarán siendo algo así como los decorados de las películas; fachadas de cartón-piedra con logos muy vistosos en ellas, pero tras las cuales no habrá nada. Los edificios estarán huecos, y lo único que quedará de los bancos será la marca y la reputación.

blockchain caballo troya

¿Llegará un momento en el que los bancos sean “sólo fachada”?

La tecnología blockchain descentralizará el sistema financiero por completo y reducirá la necesidad de estructura de los bancos hasta la mínima expresión. Y llegará un punto en el que nosotros, los clientes, dudaremos de si las altas comisiones cobradas seguirán estando justificadas; si el banco apenas tiene empleados, ni estructura, y si todas las transacciones están automatizadas mediante contratos inteligentes, ¿qué me están cobrando exactamente?

El banco no estará sosteniendo él solo ninguna infraestructura tecnológica que garantice la seguridad de nuestros ahorros. La confianza en las transacciones no la estará brindando el banco, ni siquiera el sistema financiero en su conjunto. La invulnerabilidad, la seguridad y la inmutabilidad la estará garantizando la propia tecnología blockchain, recubierta innecesariamente de un envoltorio con la marca del banco.

Y llegará un momento en el que un grupo de personas, al margen de las grandes alianzas entre bancos e instituciones financieras, pongan en funcionamiento una plataforma blockchain financiera independiente y pública, sin marca, sin estructura, sin oficinas y sin comisiones. Y será el verdadero principio del fin para los bancos. Será fácil de poner en marcha, porque los ciudadanos ya habrán entendido que los bancos dejaron de ser los procuradores de confianza y seguridad hace tiempo. Habremos pasado de creer en la marca de los bancos a creer en las bondades de la tecnología.

La pregunta es pues obligada; ¿hacen bien los bancos en abrazar la tecnología blockchain para intentar domarla y hacerla suya? ¿No estarán “durmiendo con su enemigo”? ¿Es blockchain un Caballo de Troya para el sector financiero?

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *