PropTech Lab

Blockchain, BIM y la economía circular; un ménage à trois interesante…

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

Siempre se agradece que una empresa de reconocida trayectoria y prestigio como Arup te haga llegar uno de sus últimos informes para que “le digas lo que te parece” y que, en todo caso, opines sobre ello en PropTech Lab.

Pues dicho y hecho, particularmente cuando el título del informe en cuestión es Blockchain Tecnology: How the Inventions Behind Bitcoin are Enabling a Network of Trust for the Built Environment.

Y dado que Arup no ha pagado por la redacción de este artículo, me permitiré el atrevimiento de obviar la primera mitad del informe —que introduce algunos de los conceptos más básicos sobre la tecnología blockchain— e iré directamente a lo que más ha llamado mi atención: la relación entre blockchain, BIM y la economía circular.

Para empezar, Arup confirma que BIM podría beneficiarse mucho de la tecnología blockchain, por dos razones primordiales: 1) la inmutabilidad de la información y 2) la propiedad de los componentes y elementos digitales.

Bien… vale, ¿pero esto qué quiere decir exactamente?

Así puede ayudar blockchain a BIM

Quiere decir que a lo largo de un proceso constructivo que se llevara a cabo con BIM y blockchain, todas las modificaciones que se produjeran en cualquiera de las fases del proceso quedarían registradas y no podrían alterarse. De esta manera, siempre se sabría —y cualquiera de los involucrados podría saber— qué alteraciones se han producido, cuándo han sido y quién las ha producido o provocado. Esto permitiría colaborar de una manera mucho más transparente y eficaz a todos los participantes en un proyecto, gracias a la fácil trazabilidad de cualquier cambio.

De manera similar, blockchain permitiría proteger la propiedad intelectual de los creadores los diferentes elementos que componen el universo BIM. Por ejemplo, imagina que diseñas en 3D un elemento básico de construcción, como puede ser una pared, o unas escaleras, para ser utilizado por terceros en el entorno BIM, pero no quieres que tu diseño sea modificado o apropiado por otros. Gracias al uso de blockchain, los creadores podrían registrar y fechar sus creaciones, de modo que la propiedad intelectual de sus diseños quedara protegida de manera inmutable y permanente.

Y ahora demos un pasito más. Como ya hemos tratado extensamente en PropTech Lab, blockchain es una plataforma perfecta para dar soporte a elementos y dispositivos conectados al internet de las cosas. Dichas cosas podrían ser elementos y materiales constructivos, de tal manera que podríamos conectar los proyectos BIM al mundo “físico”, permitiendo una gestión óptima.

Ir a artículo: 3 modelos de negocio basados en el internet de las cosas

En términos prácticos, esto significaría que mediante BIM se podría hacer seguimiento en tiempo real de que el número de vigas —por ejemplo— que se ha encargado a fábrica efectivamente ha llegado al lugar de construcción y que posteriormente ha sido empleado en el proceso constructivo. Esto permitiría minimizar los costes y los residuos, a la vez que se reduce la huella de carbono… y ello abre la puerta también a la puesta en marcha efectiva de una economía circular real, que va más allá del proceso constructivo y abarca también la ocupación, gestión y eventual demolición de los inmuebles.

bim blockchain economía circular gráfico arup

El ciclo de vida del edificio. Fuente: Arup

Porque si, gracias a BIM, se crean gemelos digitales de los inmuebles que efectivamente se construyen, y los inmuebles se conforman a su vez de elementos y materiales conectados, los modelos BIM se convierten en gemelos digitales que reflejan el estado en tiempo real de los edificios a lo largo de todo su ciclo de vida.

Ir al artículo: ¿Tu edificio todavía no tiene gemelo virtual?

De esta manera, llegado el momento de encargar la gestión de un edificio al facilities manager que corresponda, se le estará dotando de una herramienta potentísima para el seguimiento y control virtual —digital— de todas las instalaciones. Imagina las posibilidades que esto ofrece en términos de optimizar el rendimiento y alargar la vida útil de los edificios y todos sus componentes.

Tiene mucho sentido emplear blockchain, BIM y el internet de las cosas para diseñar y construir edificios conectados e inteligentes, porque es mucho más eficiente que los edificios estén dotados de inteligencia “de fábrica”, en lugar abordar el proceso de conexión de elementos, dispositivos y materiales cuando el edificio ya ha sido construido.

Con la nueva dimensión de BIM posterior a la entrega del edificio completado, se pueden recabar y monitorizar todo tipo de datos relativos a los consumos en tiempo real de electricidad y agua. Se puede saber cuándo le corresponde el mantenimiento preventivo a cualquier máquina o dispositivo. Se sabe cuándo expira la garantía de cualquier elemento mecánico. E incluso se conoce la huella de carbono en tiempo real.

Ir a artículo: ¿Un certificado de sostenibilidad para edificios en tiempo real?

Pero demos un último paso e imaginemos el momento en el que el edificio —o determinados elementos— está llegando al fin de su vida útil. Saber qué elementos necesitan ser sustituidos y en qué momento es información imprescindible para el correcto reciclaje, la reutilización y la reducción de residuos. Todo ello facilita la puesta en práctica de una economía circular real y efectiva.

Gracias a la combinación de blockchain y BIM, y en atención a los principios de la economía circular, se podrá hacer seguimiento de todos los componentes a lo largo de toda la vida útil de los inmuebles.

El informe de Arup es un poquito más técnico; aquí lo tienes, por si estás de humor.

Hasta la próxima.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional.

Jorge también es autor de “Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid” y de “Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural”

¿Te gusta este contenido? ¿Por qué no lo compartes?

4 thoughts on “Blockchain, BIM y la economía circular; un ménage à trois interesante…

  1. Jordi Pascual

    Buenos días,

    muy completo el artículo como síntesis del interesante informe de Arup, felicidades.

    Aunque en el informe se plantea el potencial a futuro de estas tecnologías y principios, la realidad es que ya empieza a haber desarrollos en esa línea. Personalmente desde AIGUASOL se han iniciado dos proyectos europeos centrados en la rehabilitación de edificios bajo premisas y modelos de negocio de economía circular. En el primero de ellos (Plug&Harvest, http://www.plug-n-harvest.eu), se plantea trabajar bajo las premisas de circularidad y enlazar con BIM. En el segundo (Houseful, pendiente de inicio en Febrero de éste año), no sólo se integraría BIM si no que se habla ya de utilizar el Blockchain.

    Queda claro que aún no son soluciones de mercado (precisamente por eso son proyectos europeos dentro del marco Horizon), pero también que es un proceso ya iniciado.

    Saludos y felicitaros de nuevo por el artículo

    Jordi

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      En efecto Jordi, queda camino por recorrer y los avances que se han producido de momento en este ámbito todavía son anecdóticos. Ahora bien, sí marcan el inicio de una tendencia que sin duda terminará consolidándose. Muchas gracias por el comentario, ¡y un abrazo!

  2. Gracinda Marques Ferreira

    Interesante, sin duda, pero para cual ciudad, si estan ya todas hechas? Que sirva en uno solo edifício és inútil, que sirva para todo un barrio és mejor, pelo el verdadero benefício de estas tecnologias integradas és lo de informar la cuidad sobre el ciudadano, y el cuidadano sobre la ciudad. Hasta que haya solamente cuidades “Masdar” no será claro el propósito y benefício de invertir em B-BIM (“Blockchain for BIM).

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      Hola Gracinda. Lo cierto es que esta tecnología es aplicable a cualquier tamaño y/forma de proyecto constructivo, pero estoy de acuerdo contigo en que la belleza está en acercar estas tecnologías al ciudadano y mejorar con ello su calidad de vida. Y sí que existen grandes proyectos urbanísticos en el mundo que se pueden beneficiar de ello, ¡así como proyectos de ciudades completas! Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *