PropTech Lab

Beacons; ¿qué son y cómo acabarán con los agentes inmobiliarios?

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Empecemos con un ejemplo práctico de lo que son los beacons, y sirvámonos para ello de una noticia reciente relativa al aeropuerto de Gatwick, en Londres: “Gatwick Airport now has 2.000 beacons for indoor navigation”.

Resulta que Gatwick, el 2º aeropuerto por número de viajeros del Reino Unido, ha implantado una red de navegación interior, mediante la instalación de 2.000 sensores o balizas Bluetooth. Esta red de sensores cumple una doble función :

  • Permite a los usuarios ver, sobre un mapa, exactamente dónde están dentro del aeropuerto, sobre un plano, del mismo modo que lo hace el sistema de posicionamiento GPS en exteriores con relación a un mapa.
  • Permite que el aeropuerto sepa dónde están los usuarios y viajeros en todo momento, posibilitando la emisión de avisos, recomendaciones y anuncios de todo tipo basados en su localización.

¿Qué quiere decir esto en la práctica?

  • Por ejemplo, si un pasajero está demasiado lejos de la puerta de embarque en función de la hora de partida de su vuelo, las autoridades del aeropuerto lo saben y pueden organizarse mejor. Pueden avisar al pasajero para que acelere el paso, ofrecerle ayuda y/o incluso retrasar —o adelantar— el cierre de la puerta de embarque.
  • También permite que las tiendas del aeropuerto sepan cuando un determinado pasajero está cerca para realizarle ofertas personalizadas sobre sus productos o servicios.
  • Y mediante los beacons, el aeropuerto puede recabar información muy valiosa relativa a los flujos de personas, el tráfico peatonal interior y las colas que se forman, con el objetivo de optimizar la gestión general de las instalaciones.

Hasta aquí, puede que no te sorprenda el uso de esta tecnología, porque no es radicalmente nueva. Algunas tiendas y comercios ya usan los beacons para conocer el comportamiento de sus visitantes y es posible que te haya saltado alguna “solicitud de emparejamiento” en el Bluetooth de tu teléfono móvil cuando has estado de compras en algún centro comercial.

Ahora bien, lo que diferencia al sistema de navegación interior mediante beacons del Aeropuerto de Gatwick es que también hace uso de la realidad aumentada para ofrecer un servicio más intuitivo y una experiencia mucho más rica a los usuarios. Mediante una aplicación móvil, tal y como se ilustra en la imagen siguiente, el sistema da indicaciones a los pasajeros, en forma de flechas, para indicar la ruta a seguir al destino correspondiente, con una precisión de +/- 3 metros.

beacons bluetooth aeropuerto de gatwick

Fuente: TechCrunch

Y ahora intentemos responder a la pregunta que encabeza este artículo, a saber, ¿por qué —y cómo— pueden acabar los beacons con los agentes inmobiliarios?

Beacons para real estate; ¿el principio del fin?

Uno de los aspectos más ineficientes del proceso inmobiliario es la búsqueda. Tanto en el real estate residencial como en el terciario, los que buscan —para comprar o arrendar— no suelen conocer el mercado, no saben qué productos están disponibles y no siempre tienen un acceso fácil o directo a los vendedores u ofertantes. Y uno de los motivos primordiales por los que se recurre a un agente o intermediario es, precisamente, el de conocer la oferta, circunstancia que normalmente se materializa en un “tour” o visita guiada a diferentes localizaciones y alternativas, con el fin último de elaborar una lista más reducida de opciones sobre las que empezar a tomar decisiones.

Dependiendo del mercado o país en el que se opere, la parte contraria —la ofertante— también recurre a los servicios de un intermediario, para vender las bondades de su inmueble e intentar atraer el máximo interés sobre el mismo. Este agente se ocupa, primordialmente, de brindar acceso al edificio o inmueble, atender y guiar a las visitas y responder a sus preguntas iniciales.

Pero, en una mayoría de casos y tras la visita inicial, cuando existe interés mutuo y cierto de ofertante y demandante por alcanzar un acuerdo para la compraventa o el arrendamiento, los agentes adoptan un papel más secundario, limitándose a facilitar una conversación/negociación que es mucho más eficiente cuando se produce directamente, sin interferencias ni intermediarios.

No son raras las ocasiones en las que el papel del agente del demandante se reduce al de guiarle hasta la vivienda o el edificio, y en las que la función del agente del ofertante se limita a indicar dónde están las diferentes estancias, habitaciones, accesos, etc.

Y aquí es dónde los beacons pueden marcar la diferencia. Del mismo modo que éstos sirven al aeropuerto de Gatwick para la navegación interior, un sistema de beacons puede ayudar a cualquier usuario a navegar el interior de una vivienda o edificio de oficinas, sin la presión innecesaria —y muchas veces, indeseada— de un agente inmobiliario cuya única motivación es el cierre de la transacción y cuyo único valor añadido es el de “abrir la puerta”, si se nos permite la maldad.

Con este discurso, una empresa de San Francisco llamada Reali ha puesto en marcha una plataforma de compraventa de viviendas que prescinde completamente de la figura del intermediario, gracias a los beacons y a las cerraduras inteligentes, con un funcionamiento muy sencillo. El usuario de la plataforma —interesado en comprar una casa— sólo tiene que registrarse, indicar las viviendas que quiere visitar y presentarse en ellas, en el horario que más le convenga.

Gracias a los beacons, cada vivienda “sabe” que el usuario ha llegado a su puerta, permitiéndole abrir la cerradura mediante su teléfono móvil. Una vez concedido el acceso, se inicia una visita guiada de la casa mediante realidad aumentada y con información sobreimpresionada en el dispositivo móvil. Las flechas indicativas posibilitan conocer todas las habitaciones y características del inmueble, y el usuario puede tomarse todo el tiempo que quiera, sin presión de ningún agente.

Y si existe interés, las partes —compradora y vendedora— pueden iniciar una negociación directa, en cuyo caso Reali cobra su comisión correspondiente, pero que en todo caso es inferior a las comisiones convencionales.

Como reflexión final, independientemente de que los beacons tengan o no sentido en otros mercados y tipologías de inmueble más allá del residencial de San Francisco, lo cierto es que los procesos de intermediación inmobiliaria adolecen —en términos generales— de una alta ineficiencia, y gran parte de dicha ineficiencia se vertebra sobre la falta de transparencia. Los agentes inmobiliarios secuestran, hasta donde pueden, la información sobre los activos, obligando a los compradores y arrendatarios a seguir procesos que, mediante el uso de tecnología, son cada vez más innecesarios.

Y no olvidemos que, tras los beacons y la realidad aumentada, llegará la realidad virtual, gracias a la que ni siquiera tendremos que desplazarnos físicamente para hacer las primeras inspecciones y visitas de los inmuebles.

Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional. Jorge también es autor de "Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid" y de "Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural"
¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

4 thoughts on “Beacons; ¿qué son y cómo acabarán con los agentes inmobiliarios?

  1. Santiago Rivera Utrilla

    El pasado año tuve la oportunidad de realizar un trabajo de seguimiento de obra para Mutua Madrileña en su emblemático edificio de Castellana 31 (La Pirámide) donde entre otros tiene su sede JP Morgan. El destinatario de la planta 6ª era un prestigioso bufete de abogados estadounidense que quería comprobar on line y de forma remota cómo se llevaba la obra y cómo fue finalizada. Esa fue la solución que ofrecí, apoyado en fotografía esférica 360 y un software de autoría de recorridos virtuales y tuvo mucho éxito. El año pasado hice más de 30 para otros clientes.

    Pues bien, tras ofrecerles realizar recorridos virtuales del inmeso y prestigioso parque de oficinas en alquiler del que disponen, la idea fue desestimada, manteniendo como lo siguen haciendo su web, con fotos, o ni eso, como sigue pasando en la zona B de la 6ª del edificio al que me he referido aún teniéndolas a su disposición.

    Y no sólo ellos, otros gestores de patrimonio inmobiliario premium han desestimado la idea, creen que es cara, arguyen. Lo que realmente pienso es que la mentalidad que reina en general en este país es verdaderamente primitiva en algunos sectores cualquier cosa menos “Lean”.

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      Entiendo tu frustración Santiago, pero conforme el precio de estas soluciones siga bajando y el uso de la tecnología se vaya consolidando en todos los estratos de la sociedad, el sector inmobiliario no tendrá más remedio que subirse al tren virtual. La letra con sangre entra… Gracias por comentar, ¡seguimos en contacto!

  2. Santiago Diz Furgiuele

    Jorge, te felicito por la web y por las notas, muy interesantes y muy claras!
    Comparto muchas de tus opiniones y coincido que el sector inmobiliario va a sufrir grandes cambios en los años venideros. Es un sector ineficiente y con comisiones demasiado altas comparado con la calidad de servicio que se entrega a los clientes. Se va a venir una democratización del servicio, bajando sus costos, eliminando o sacando del centro de la escena la figura del intermediario.
    Aquí en la Argentina se cometen muchos abusos con las comisiones, de hecho tenemos los fees más altos de la región, sobretodo en mercados como el residencial en donde, aprovechándose de la necesidad de la gente, se lucra en exceso y se fomenta la informalidad en el mercado (operaciones directas entre dueños e inquilinos, sin intervención de agente). Los colegios profesionales solo preocupados en que no les bajen las comisiones pero no ven que la pelea de fondo es otra, es como las distintas tecnologías van a impactar en el mercado, condenando a la extinción a muchas inmobiliarias mediocres que no aportan nada de nada.
    Te mando un cordial abrazo desde Argentina.

    1. Jorge Zanoletty Pérez Post author

      Hola Santiago, muchas gracias por tu mensaje. En efecto, la tecnología eliminará muchas de las ineficiencias históricas del sector. Conozco un poco el mercado argentino y desde luego que necesita mejorar en muchos de sus aspectos, igual que en la mayoría de países. Lo interesante —y lo emocionante— es que existe una gran oportunidad para liderar ese cambio. Seguimos en contacto, y buen fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *