PropTech Lab

El ascensor más rápido del mundo

¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Citábamos en otro artículo relativo a las ciudades del futuro que las grandes urbes se van a densificar sin remedio a lo largo de las próximas décadas. Para el año 2050, se prevé que dos terceras partes de la población viva en macro-ciudades y, dado que el espacio es finito, en la mayoría de casos la única opción de crecimiento será la de hacerlo en sentido vertical. Esto quiere decir que los edificios necesariamente tendrán que ser más altos y que el urbanismo deberá tender hacia modelos más intensivos, en detrimento de la planificación urbanística extensiva. Esto nos brinda la excusa perfecta para comentar sobre el ascensor más rápido del mundo.

Porque otra verdad inapelable es que el ser humano cada vez tiene más prisa, y aunque los edificios sean más altos, seguiremos queriendo invertir el mínimo tiempo posible en los trayectos verticales. Cuanto menos tiempo tengamos que pasar atrapados en un ascensor sufriendo los silencios incómodos, o intentando provocar conversaciones banales sobre la meteorología, mejor que mejor.

El Guangzhou CTF Finance Centre de China —en Guangzhou, obviamente—, es un rascacielos de uso mixto que mide 530 metros de alto y cuya construcción finalizó en octubre de 2016. Dispone de 111 plantas sobre rasante y 5 bajo rasante, dedicadas a oficinas, viviendas, un hotel y un centro comercial. Es el séptimo edificio de oficinas más alto del mundo y el tercero más alto de China. Y presume de contar con el ascensor más rápido del mundo, cortesía de la centenaria mega-corporación japonesa Hitachi.

ascensor más rápido del mundo

CTF Finance Centre de China (derecha). Fuente: dezeen.com

¿Cómo de rápido? 75 kilómetros por hora, para ser exactos, velocidad que fue registrada durante unos test preliminares pero que no será su velocidad habitual de funcionamiento. En condiciones normales, el ascensor más rápido del mundo operará a “sólo” 72 kilómetros por hora.

Hitachi confirma que, a pesar de su velocidad, los niveles de seguridad son tan altos como los de un ascensor “convencional”, pero sí ha sido necesario dotar a éste de un sistema de ajuste de la presión interior en la cabina para evitar el taponamiento de los oídos de sus pasajeros.

Una velocidad de 75 kilómetros por hora significa que el ascensor más rápido del mundo llega desde la planta baja a la planta 95, en aproximadamente 43 segundos… ¿cómo compara esta velocidad con la de los ascensores de otros edificios emblemáticos en el mundo?

  • Los ascensores del One World Trade Center de Nueva York alcanzan 37 kilómetros por hora.
  • Los del Empire State Building, 22 kilómetros por hora.
  • Los ascensores de la Torre de Cristal en Madrid, alcanzan una velocidad 28,8 kilómetros por hora, el récord de velocidad para un ascensor en España.
  • La Gran Torre de Santiago, en Chile, disfruta de ascensores de “alta velocidad”, a 24 kilómetros por hora.

Es decir, los ascensores del CTF Finance Centre operan a más del doble —¡y casi el triple!— de lo que en Europa o en EE.UU. podría considerarse alta velocidad, pero el de este edificio no es un caso aislado en Oriente. La siguiente comparativa demuestra que en aquella región se toman esto de la velocidad de los ascensores bastante en serio.

El ascensor más rápido del mundo…. y sus seguidores

  • CTF Finance Center, Guangzhou: 530 metros de altura a 75 km/h
  • Shanghai Tower, Shanghai: 632 metros de altura a 69 km/h
  • Taipei 101, Taipei: 508 metros de altura a 61 km/h
  • Yokohama Landmark Tower, Yokohama: 296 metros de altura a 45 km/h
  • One World Trade Center, Nueva York: 541 metros de altura a 37 km/h
  • Burj Khalifa, Dubai: 830 metros de altura a 35 km/h
  • Sunshine 60 Building, Tokio: 240 metros de altura a 35 km/h
  • Shanghai World Financial Center, Shanghai: 492 metros de altura a 35 km/h
  • China World Trade Center Tower III, Beijing: 330 metros de altura a 35 km/h
  • John Hancock Center, Chicago: 457 metros de altura a 33 km/h
  • Jin Mao Tower, Shanghai: 421 metros de altura a 32 km/h

Nos podrá parecer que los chinos son algo exagerados cuando se trata de batir este tipo de récords, pero lo cierto es que el 60% de la demanda de ascensores a nivel mundial procede, precisamente, de China.

El siguiente vídeo explica algunos de los retos técnicos a los que se tuvo que enfrentar Hitachi para el desarrollo, construcción e instalación del ascensor más rápido del mundo.

Y por si te estás preguntando si el ascensor baja a la misma velocidad a la que sube, has de saber que no; su velocidad de descenso es “sólo” de 36 kilómetros por hora…


Jorge es un profesional inmobiliario con más de 15 años de experiencia, especializado en innovación inmobiliaria, desarrollo de negocio y corporate real estate internacional. Jorge también es autor de "Officeye, la Guía de Edificios de Oficinas de Madrid" y de "Blockchain para todos los públicos y sus aplicaciones en el sector inmobiliario, financiero, sanitario y cultural"
¿Te gusta este artículo? ¿Por qué no lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *